Tu salud empieza en tu cocina

Tu salud empieza en tu cocina

Escrito por: cocinera    7 octubre 2015     Sin comentarios     3 minutos

Antes de las vacaciones pasamos por la operación bikini, luego vino el momento de relax y con él los caprichos, las comidas copiosas y todo eso que no queremos recordar. Ahora con la vuelta al cole es necesario volver a cuidarse y reducir esos kilos demás. Nosotros no te vamos a decir que te apuntes a un gimnasio, creemos que es mucho más importante que vigiles tu alimentación y crees buenos hábitos alimentarios antes de ponerte a sudar sin más.

Te daremos varios consejos para que mejores tu alimentación sin necesidad de pasar por dietas estrictas, si le añades un poco de ejercicio al día como caminar y bebes más de litro y medio de agua notarás como tu cuerpo te lo agradece y bajas de peso.

Lo primero es planificar tu menú semanal. Es una buena forma de evitar los antojos de última hora o tirar de comidas precocinadas por falta de tiempo e ideas. Además te ayudará a reducir tus viajes al supermercado y notarás incluso que ahorras más. Dentro de tu lista de la compra no olvides incluir frutas y verduras frescas. Es muy importante comprar productos de buena calidad, evitando siempre que puedas los precocinados y congelados.

Cuando ya tengas tu menú planificado tienes que tener muy en cuenta los métodos de cocción. Es mucho mejor preparar comidas ligeras al vapor, hervidas, a la plancha o al horno. Pero sin duda evita los fritos o al menos consúmelos con moderación, para ello no reutilices el aceite ya que pierde calidad y contiene hidrocarburos y radicales libres perjudiciales para nuestra salud. Si vas a hacer fritos, ten en cuenta que una cocina de gas estará a tu favor, ya que la rapidez con la que alcanza el punto máximo de temperatura ayuda a que el aceite no se degrade creando esos compuestos malignos de los que acabamos de hablar.

fajitas-pollo-ternera

Volviendo al tema de la temperatura y el tiempo de cocción, debes prestar atención a no sobrepasar los tiempos de cocción de los alimentos. Piensa que si te pasas estás perdiendo muchas de las propiedades buenas de los alimentos como vitaminas, proteínas; y sobre todo, cambias su sabor y textura. En este caso, volvemos a la cocina de gas; con una cocina de este tipo es más fácil intuir la temperatura que usamos, jugar con la intensidad a nuestro antojo y controlar más el tiempo y la cocción. Como ves, hasta el tipo de cocina es importante si quieres cuidarte.

Es muy importante que reduzcas el nivel de sal ya que un exceso de ésta está relacionado con la hipertensión arterial así como en la retención de líquidos. Si eres de los que no puede vivir sin la sal, te aconsejamos probar a condimentar tus platos con hierbas aromáticas. Le darán un toque diferente que de seguro te hacen olvidarte del salero.

Y para acabar no podíamos olvidarnos de las salsas. Siempre que puedas evita abusar de ellas. pero ya sabemos que muchas veces son imprescindibles, por lo que recuerda que si son caseras y con productos como caldos vegetales, leche desnatada, aceite de oliva. Evita las salsas de bote, contienen azúcares y aditivos no naturales que no te benefician en nada.

Así que ya sabes, sigue estos simples consejos, haz un poco de ejercicio y bebe mucha agua. Verás como te sientes mejor y la báscula está de tu parte. Recuerda: Cuidarse es cuestión de crear hábitos y educar a tu cuerpo, no de sufrir y hacer locuras con tu alimentación.

Cocina Rica


Comentarios cerrados

Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.