Mousse de chocolate blanco

Mousse de chocolate blanco

Escrito por: cocinero    21 julio 2012     Comentario     2 minutos

Ingredientes

  • 200 g. de chocolate blanco postres
  • 2 huevos
  • 30 g. de azúcar
  • 1 cucharadita de postre de gelatina neutra en polvo
  • 300 ml. nata liquida para montar

Elaboración

Adaptación del típico mousse de chocolate negro que tantas veces hemos comido y que también puede ser el relleno de una tarta, poniendo un bizcocho debajo y la mousse por encima. La adaptación depende de vosotros. La receta original es de Thermomix, pero como hay muchas casas donde no está, os la facilitamos también para los que no la tengáis. ¡No hay excusas para no hacerla!

Preparación con Thermomix

Ponemos en el vaso los huevos, el azúcar y la gelatina. Programamos 5 min. A 40º, velocidad 3. Cuando termina, añadimos el chocolate troceado y programamos a vel. 3, 1 minuto o hasta que esté totalmente fundido el chocolate. Sacamos a un bol y dejamos enfriar.

Montamos la nata bien fría, la volcamos a un bol grande y vamos incorporando la mezcla del chocolate a la nata poco a poco con movimientos envolventes de abajo hacia arriba para que no baje.

Volcar la mousse en las copas de servir y meter a la nevera durante al menos 3 horas o hasta que esté totalmente fría.

En el momento de servir decoramos las copas al gusto con dulce de leche y barquillo, mermelada, nata, virutas de chocolate o lo que se os antoje.

Preparación sin Thermomix

En un cazo ponemos 1 cucharada de nata y la gelatina en polvo, esperamos 5 minutos para que la gelatina tome cuerpo. Añadimos las yemas, el azúcar y ponemos el cazo a fuego lento, removiendo lentamente con una varilla para disolver la gelatina y esponjar los huevos, separamos del fuego.

Derretimos el chocolate al baño maría, fuera del fuego volcamos la mezcla de los huevos y removemos hasta mezclar completamente, dejamos enfriar removiendo de vez en cuando con la varilla suavemente para que tarde menos.

Mientras, montamos la nata (recordad que debe estar bien fría) en un bol grande. Incorporamos la crema del chocolate muy suavemente con movimientos envolventes para que no baje la nata (mejor, con una lengua de silicona).

Rellenamos las copas de servir y metemos en la nevera hasta que tome cuerpo y esté totalmente frío (al menos 3 horas).

En el momento de servir decoramos las copas al gusto con dulce de leche y barquillo, mermelada, nata, virutas de chocolate o lo que se os antoje.

Nota: por supuesto podéis sustituir el chocolate blanco por chocolate con leche o negro para hacer una combinación de colores.

¡Feliz cocina!


Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

Te pedimos que lo deshabilites para
seguir disfrutando de contenido sin coste.