bacon

Masa de pizza fácil – Pizza Barbacoa
otros

Masa de pizza fácil – Pizza Barbacoa

Escrito por: cocinero
12 diciembre 2013
Sin comentarios
2 minutos

Para la masa:

  • 280 g. de harina
  • 5 g. de sal
  • 30 ml. de aceite de oliva
  • 5 g. de levadura fresca
  • 180 ml. de agua

Para la pizza:

  • 3 cucharadas de salsa barbacoa
  • 1 cucharada de nata200 g. de mozzarella
  • 2 filetes de pechuga de pollo
  • Media cebolla (opcional)
  • Bacon
  • Orégano

La pizza es quizá uno de las comidas más conocidas por todo el mundo, que tiene su origen en Italia, más concretamente Nápoles hace ya cuatro siglos. Inicialmente se utilizó como un pan plano que se servía en porciones para acompañar la comida, pero ha ido evolucionando hasta como la conocemos. La masa es una mezcla de harina, agua, levadura y sal que se extiende añadiendo tomate y queso con otros ingredientes; no hay una norma, se acepta cualquiera. En nuestro caso prepararemos una pizza barbacoa que suele gustar mucho.

Para preparar la masa mezclaremos la harina, sal y levadura en un bol y añadiremos el agua y aceite. El mito del agua tibia es para acelerar un poco el proceso de fermentación, pero si tenemos tiempo, no es necesario. Amasaremos al principio en el bol y luego iremos directamente a la encimera, previamente cubierta de aceite. Debe quedar una masa que no se pegue en las manos y a la vez algo elástica, por lo que si se necesita más harina, añadiremos sin problemas. Hacemos una bola y lo ponemos en un bol que habremos pringado con aceite. Tapamos con film y dejamos reposar en torno a 3 horas.

Cuando veamos que haya subido la masa al doble como mínimo podemos extender un poco de harina en la encimera y proceder a amasar durante al menos otros 5 minutos con ayuda de un rodillo. Es importante estirarla muy bien y dejarla fina, para que luego no sea demasiado gruesa y no dé tiempo a cocerse correctamente. Le damos forma y dejamos reposar otra media hora. Podemos aprovechar para ir preparando los ingredientes.

Extendemos la salsa barbacoa por toda la base y añadimos la nata en forma de hilo por toda la superficie. Añadimos la mozzarella rallada y encima colocamos el bacon y el pollo en trozos. Opcionalmente se puede macerar durante 20-30 minutos el pollo en un poco de salsa barbacoa y soja. Espolvoreamos con orégano por toda la superficie. Ahora solo queda meter la pizza en el horno a unos 200º durante 15-18 minutos. El ingrediente principal es disfrutarla, seguro que os queda riquísima.

Truco: la masa se puede congelar en papel film y queda perfecta.

¡Feliz cocina!

Hamburguesa
carne

Hamburguesa

Escrito por: cocinero
29 abril 2012
Sin comentarios
1 minuto

  • 800 g. de carne picada
  • 1 huevo
  • Pan rallado
  • 4 rodajas de piña
  • 8 lonchas de bacon
  • 4 lonchas de queso para fundir (gouda, tranchettes...)
  • Cebolla frita
  • Sal

Aunque para preparar una hamburguesa no es necesario buscar ni saber mucho de cocina, las posibilidades de ingredientes son infinitas y siempre está bien cambiar un poco para no terminar cayendo en la rutina. Os proponemos una hamburguesa diferente, que llevamos mucho tiempo preparando en casa y que de verdad nos encanta. El contraste dulce de la piña con el salado de la hamburguesa es perfecto.

Comenzamos salpimentando la carne picada mezclándola el huevo batido y el pan rallado, para que nos quede una masa compacta y que luego no se deshaga cuando la pasemos por la plancha. Hemos calculado 200 gramos por persona, pero va al gusto. Damos forma a las hamburguesas y las pasamos por la plancha.

Cuando demos la vuelta a la hamburguesa ponemos el queso encima, para que coja temperatura y se funda. Es importante elegir un buen queso que funda. Si tenemos pan de hamburguesas, lo vamos tostando para que quede más crujiente; en el gratinador del horno es buena idea. Lo sacamos y ponemos en el plato para sacar a continuación la carne.

El bacon y la piña los pasamos por la sartén y lo ponemos encima de la hamburguesa. Terminamos el plato presentando con un poco de cebolla frita y unos germinados de cebolla.

La combinación es espectacular, os recomendamos probarlo si os gusta el contraste dulce/salado. Una forma diferente de tomar una hamburguesa. Podemos acompañar con patatas fritas de bolsa/churrería.

¡Feliz cocina!

Pechugas de pollo con queso y bacon
carne

Pechugas de pollo con queso y bacon

Escrito por: cocinero
7 diciembre 2011
2 Comentarios
2 minutos

  • 8 pechugas de pollo
  • 2 huevos
  • 2 dientes de ajo
  • 200 ml. de leche
  • Queso para gratinar
  • Bacon
  • 3 tomates (sirve también una lata de tomate natural triturado)
  • 1 cebolla
  • Orégano fresco
  • Sal
  • Pimienta
  • Aceite de oliva
  • Pan rallado
  • Perejil picado

Comenzaremos salpimentando las pechugas de pollo y preparando una mezcla con los huevos batidos, el perejil, los dientes de ajo picados y la leche. Ponemos en una fuente a macerar durante 1-2 horas las pechugas bien extendidas sobre la fuente y la mezcla preparada hasta cubrir las pechugas. La leche es muy interesante, ya que evitará que se sequen mucho las pechugas.

Mientras podemos ir rallando los tomates y friédolos junto con la cebolla y un poco de azúcar y sal. Si no tenemos tomates naturales o si no queremos rallarlos, podemos usar una lata de tomate natural triturado; no quedará igual, pero estará igual de rico. Cuando esté casi frito, añadimos orégano picado fresco en abundancia, pues será nuestra principal hierba aromática y aportará mucha frescura a la carne.

Cuando hayan macerado las pechugas, las pasamos por pan rallado y las freímos vuelta y vuelta por la sartén, para que se sellen y cojan un poco de color. No queremos que se hagan por dentro, pues luego terminaremos de hacerlas en el horno.

Calentamos el horno en posición grill. Elegimos una fuente apta y ponemos las pechugas abajo, cubrimos con una fina capa de salsa de tomate, el bacon y el queso para gratinar, que bien puede ser un emmental, parmesano, mozzarella o cualquier otro que se funda.

Cuando se haya gratinado la parte de arriba, espolvoreamos con orégano y servimos las pechugas. Podemos acompañar la salsa de tomate en una salsera para los apasionados de esta hortaliza.

Este plato es muy recomendable para cualquier persona, ya que el pollo suele gustar, sobre todo a los niños, y es otra forma diferente de comer el pollo.

A disfrutar y ¡feliz cocina!


Parece que tienes habilitado AdBlock.

Te pedimos que lo deshabilites para
seguir disfrutando de contenido sin coste.