31 diciembre 2012 postre

panna-cotta-zanahoria

Ingredientes

  • 2 yogur griego
  • 150 ml. de leche
  • 150 ml. de nata
  • 80 g. de azúcar
  • 100 ml. de agua
  • 4 zanahorias
  • 15 g. de gelatina neutra

Elaboración

La panna cotta es un postre típico italiano con textura de flan cuyo ingrediente principal es nata y coulis normalmente de frambuesa, aunque puede sustituirse por mango o cualquier otra fruta dulce, para contrastar el sabor de la nata. Su traducción literal es “nata cocida” y para adquirir esa textura se utiliza gelatina. En este caso, lo haremos de zanahoria, hortaliza que se puede utilizar también en postres dulces, no sólo salados.

Comenzamos pelando y cortando las zanahorias en trozos. Los ponemos en un cazo hasta que cuecan y estén muy blandas. Aplastamos con un tenedor para obtener un puré.

En otro cazo ponemos la leche, nata azúcar y el yogur a calentar hasta que comience a hervir. Bajamos el fuego y agregamos casi todo el puré de zanahorias que habíamos reservado (el resto lo utilizaremos para decorar). Ponemos a hervir el agua y disolvemos la gelatina. Unimos con el puré y mezclamos bien para que quede uniforme.

En cuencos individuales, flaneras o vasitos de cristal vertemos la mezcla y la metemos en la nevera hasta que obtenga textura de flan. Normalmente es suficiente con unas 2-3 horas aunque a mi me gusta dejarlos toda la noche.

Para desmoldar, en caso de flaneras, es suficiente con sumergirlo unos pocos segundos en agua caliente o bien con la punta de un cuchillo. Decoramos con el resto del puré que habíamos reservado.

¡Feliz cocina!

También te puede interesar

    No hay entradas relacionadas

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *