22 octubre 2012 postre

panellets

Ingredientes para unas 40 piezas

Para la masa:

  • 250g. de almendra molida
  • 200g. de azúcar
  • 150g de patatas o boniato
  • Ralladura de un limón
  • 1 huevo

Para decorarlos:

  • 80g. de piñones crudos
  • 125g de coco rallado
  • 125g. de almendra en cubitos

Elaboración

Los panellets son muy típicos de las regiones de Cataluña, Comunidad Valenciana y Baleares en la época de la festividad de Todos los Santos, el 1 de noviembre. Su principal ingrediente es la almendra y los más clásicos y apreciados están recubiertos de piñones.

La masa es muy sencilla de preparar y basta con cocer 2 patatas (unos 200g aproximadamente) y hacer puré sin la piel. Cuando esté listo, añadir la almendra molida, la ralladura de limón y el azúcar. Amasar primero con un tenedor y luego con las manos, hasta que quede una masa compacta y homogénea. Reservar unas 4-6 horas en el frigorífico para que se endurezca.

Los panellets se hornean unos 10 minutos untados de huevo batido para que queden brillantes. Para ello los iremos poniendo en una bandeja de horno previamente untada con mantequilla para que no se peguen.

Para los panellets de piñones hacer bolas, pasarlas por huevo batido y recubrirlas de piñones. Es sencillo pero hay que asegurarse que se quedan pegados al menos hasta que los pongamos en la bandeja. Nuestra recomendación es no manipularlos demasiado.

Los recubiertos de almendra también son bastante típicos y se pueden hacer en forma de barritas rectangulares o redondas y proceder igual que los anteriores. También se pueden hacer en forma de medialuna.

Para los de coco es necesario mezclar la misma cantidad (en volumen, no en peso) de masa que de coco rallado hasta que quede una masa áspera. Proceder entonces a hacerlos con forma de pirámide o gorro de bruja, con base redondeada. Si véis que se dora mucho la punta en el horno, podéis poner un poco de papel de plata para evitarlo. Son los únicos que, al gusto, se espolvorean con azúcar glas.

Se acompañan con vino dulce y castañas.

Es un buen entretenimiento con los niños en alguna tarde lluviosa y que no sabemos qué hacer con ellos.

Nota: también son conocidos los de naranja, chocolate, kiwi y cualquier otra cosa que se os ocurra. La forma de proceder es igual que con los de coco y dejar volar la imaginación con las formas.

¡Feliz cocina!

También te puede interesar

    No hay entradas relacionadas

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Halloween en Barcelona 29 octubre 2012

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *