31 enero 2013 pescado

merluza-crema-azafran

Ingredientes para 4 personas

  • 600 g. de filetes de merluza
  • Zumo de medio limón
  • 2 chalotas
  • 200 ml. de caldo de pescado
  • 250 ml. de nata líquida o leche evaporada
  • 60 g. de mantequilla
  • 100 g. de arroz
  • Azafrán
  • 1 ramillete de perejil
  • Sal
  • Pimienta

Elaboración

El azafrán está considerado como especia, aunque en realidad son los pistilos de una flor llamada crocus sativus. Es muy popular su uso para las paellas y fideuás, aunque bien se puede utilizar en otros platos de caza, pescados o incluso pasta. Tiene un sabor muy característico e intenso por lo que no es necesaria mucha cantidad para aportar sabor, con unas pocas hebras es suficiente. Yo suelo tostarlas un poco en papel de plata para extraer todo su sabor. En este caso lo vamos a utilizar para aderezar un plato de pescado blanco; si no tenéis merluza, sirve dorada, lubina o incluso lenguado o gallo.

Comenzamos hirviendo el arroz en un cazo, de la forma tradicional. Podéis elegir arroz blanco o alguno condimentado; bashmati es una buena elección y va muy bien con el pescado. Cuando esté cocido, lo podemos rehogar en una sartén con un poco de mantequilla para calentarlo y espolvorear un poco con azafrán.

Mientras cuece, vamos partiendo la merluza en palitos de unos 2-3 cm de grosor y 8-10 de longitud y los salteamos en una sartén con mantequilla salpimentándolos. La sartén debe estar caliente y el fuego a máxima potencia, pues los queremos dorar y que queden crudos por dentro; luego terminarán de hacerse. Reservamos.

En la misma sartén introducimos las chalotas (o cebollas) bien picaditas con un poco más de mantequilla y dejamos que se haga a fuego medio. Cuando esté pochada, incorporamos las hebras de azafrán previamente tostadas para que aporten todo su sabor. Por último añadimos el caldo de pescado, la nata y el zumo de limón. Tened cuidado porque el zumo de limón puede cortar la nata, no pasa nada, luego termina ligándose.

Cuando haya reducido un poco, añadimos los palitos de merluza y dejamos 2-3 minutos para que se termine de hacer y se mezclen los sabores.

Sólo falta emplatar sirviendo el arroz en el fondo a modo de cama y encima poner los palitos, salsear y adornar con perejil que no veis en la foto porque no tenía en ese momento. Es una forma diferente y muy rica de comer cualquier pescado blanco.

¡Feliz cocina!

También te puede interesar

    No hay entradas relacionadas

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *