12 diciembre 2013 otros

pizza-barbacoa

Ingredientes

Para la masa:

  • 280 g. de harina
  • 5 g. de sal
  • 30 ml. de aceite de oliva
  • 5 g. de levadura fresca
  • 180 ml. de agua

Para la pizza:

  • 3 cucharadas de salsa barbacoa
  • 1 cucharada de nata200 g. de mozzarella
  • 2 filetes de pechuga de pollo
  • Media cebolla (opcional)
  • Bacon
  • Orégano

Elaboración

La pizza es quizá uno de las comidas más conocidas por todo el mundo, que tiene su origen en Italia, más concretamente Nápoles hace ya cuatro siglos. Inicialmente se utilizó como un pan plano que se servía en porciones para acompañar la comida, pero ha ido evolucionando hasta como la conocemos. La masa es una mezcla de harina, agua, levadura y sal que se extiende añadiendo tomate y queso con otros ingredientes; no hay una norma, se acepta cualquiera. En nuestro caso prepararemos una pizza barbacoa que suele gustar mucho.

Para preparar la masa mezclaremos la harina, sal y levadura en un bol y añadiremos el agua y aceite. El mito del agua tibia es para acelerar un poco el proceso de fermentación, pero si tenemos tiempo, no es necesario. Amasaremos al principio en el bol y luego iremos directamente a la encimera, previamente cubierta de aceite. Debe quedar una masa que no se pegue en las manos y a la vez algo elástica, por lo que si se necesita más harina, añadiremos sin problemas. Hacemos una bola y lo ponemos en un bol que habremos pringado con aceite. Tapamos con film y dejamos reposar en torno a 3 horas.

Cuando veamos que haya subido la masa al doble como mínimo podemos extender un poco de harina en la encimera y proceder a amasar durante al menos otros 5 minutos con ayuda de un rodillo. Es importante estirarla muy bien y dejarla fina, para que luego no sea demasiado gruesa y no dé tiempo a cocerse correctamente. Le damos forma y dejamos reposar otra media hora. Podemos aprovechar para ir preparando los ingredientes.

Extendemos la salsa barbacoa por toda la base y añadimos la nata en forma de hilo por toda la superficie. Añadimos la mozzarella rallada y encima colocamos el bacon y el pollo en trozos. Opcionalmente se puede macerar durante 20-30 minutos el pollo en un poco de salsa barbacoa y soja. Espolvoreamos con orégano por toda la superficie. Ahora solo queda meter la pizza en el horno a unos 200º durante 15-18 minutos. El ingrediente principal es disfrutarla, seguro que os queda riquísima.

Truco: la masa se puede congelar en papel film y queda perfecta.

¡Feliz cocina!

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *