8 febrero 2016 verdura

ensalada-cesar

Ingredientes

  • 200 g. de lechuga, aunque puede ser mezcla
  • 6 filetes de anchoas
  • 120 g. de pechuga de pollo
  • 2 rebanadas de pan
  • 50 g. de queso parmesano
  • Medio diente de ajo
  • 1 huevo entero y 1 yema
  • 1 cucharadita de zumo de limón
  • Aceite de oliva

Elaboración

Quizá una de las más populares ensaladas, la ensalada César lleva el nombre del cocinero que la popularizó César Cardini. Y de forma contraria a como mucha gente piensa, su restaurante llamado César’s Place estaba ubicado en México, aunque sus raíces eran italianas. Y otro de los grandes secretos es el aliño, con salsa inglesa a base de anchoas, de ahí su característico sabor. La forma tradicional es añadirle trocitos de pollo, pero también se extiende con langostinos o cualquier otro ingrediente.

Lo primero que haremos será poner en agua bien fría (incluso añadiendo algunos cubitos de hielo) la lechuga. Troceamos las rebanadas de pan en dados de unos 2 centímetros y los ponemos a dorar en aceite bien caliente. Ten en cuenta que después de sacarlos del aceite, seguirán cogiendo color, así que recomiendo dejarlos un poco menos dorado de nuestro gusto.

Aprovechando el mismo aceite y sartén, troceamos el pollo en tiras y lo doramos también al gusto. Reservamos el pan y el pollo para que se temple.

Llega el momento de elaborar la fantástica salsa tan peculiar con una mahonesa ligera mejorada. En un vaso batidor añadimos el huevo junto con la yema, el medio diente de ajo sin el germen, el zumo de limón y 3 anchoas junto con el aceite. Batimos bien y nos debe quedar algo más líquida que una mahonesa.

Para emplatar escurriremos bien la lechuga, cortaremos en trozos. Ahora me gusta añadir la salsa y mezclar bien con la lechuga para luego añadir el pollo, los costrones de pan, las anchoas troceadas y el queso parmesano rallado, en lascas o como más nos guste, para que queden en la parte superior a modo de decoración.

¡Feliz cocina!

Truco: Al ser una ensalada templada, debemos tener especial cuidado con las texturas y de añadir el pollo y los costrones de pan frito a última hora para no perder la textura crujiente de la lechuga.

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *