5 septiembre 2015 carne

costillas-bbq

Ingredientes para 2 personas

Para las costillas

  • 1 costillar entero de cerdo
  • 1 cebolla
  • 1 diente de ajo
  • 400 g. de tomate frito
  • 50 g. de miel
  • 1 ramita de romero
  • 1 ramita de tomillo
  • 40 ml de whisky
  • 200 ml de refresco de cola
  • Sal
  • Pimienta

Para las patatas cajún (o deluxe)

  • 3 Patatas medianas
  • 2 cucharadita de ajo en polvo
  • 1 cucharadita de cebolla en polvo
  • 1 cucharadita de pimienta molida
  • 2 cucharaditas de pimentón dulce
  • 1 cucharadita de orégano
  • 1 cucharadita de albahaca
  • 1/2 cucharadita de tomillo
  • 1/4 cucharadita de comino
  • Sal
  • Aceite de oliva

Elaboración

Las costillas barbacoa se han puesto de moda hace unos años debido a la proliferación de las cadenas de restauración americanas donde sus jugosas costillas tienen una pinta realmente apetitosa pero a veces, en el plato no son las mismas. Nosotros haremos unas realmente apetecibles, llenas de sabor y sin nada que enviadar a esas, mucho más baratas y en nuestra casa. Usaremos refresco de cola para la salsa, para aportar dulzor. Para que sean auténticas americanas, acompañaremos de patatas cajún o también conocidas como deluxe.

Tenemos que hacer las patatas por un lado y las costillas por otro, aunque se terminarán a la vez en el horno, con mucha menos grasa. En primer lugar troceamos las patatas en gajos con la piel y las añadimos en un cuenco grande. Añadimos las especias junto con un chorro de aceite de oliva y dejamos macerar durante 10-15 minutos.

Para la salsa debemos picar la cebolla y el ajo en brunoise y doramos en el cazo. Cuando esté dorado agregamos la miel, vertemos el whisky y dejamos reducir unos segundos. Continuamos con el tomate frito (también sirve ketchup en menor cantidad), el refresco de cola, el romero y el tomillo. Lo cocinamos hasta que reduzca la salsa durante unos 25 minutos aproximadamente.

A continuación, ponemos el costillar sobre la bandeja de horno y lo pintamos con la ayuda de un pincel con la salsa anterior. Disponemos los gajos de patatas juntos pero sin montarse, y los metemos en el horno precalentado a 220ºC durante unos 35 minutos. Aprovechamos y metemos las costillas a la vez.

Cuando retiremos las patatas que veamos que han cogido color, bajamos el horno a 160 ºC y lo dejamos 45 minutos más. Al sacarlas del horno, las pintamos con un poco más de nuestra salsa barbacoa para darle brillo. Los últimos 10 minutos podemos meter las patatas para templarlas.

Emplatamos las costillas en un plato liso con un puñado de patatas. Decoramos con hierbas frescas y servimos.

Nota: las patatas también se pueden cocer durante 10 minutos con la piel, partir en gajos y freir a fuego fuerte, añadiendo las especias al final, pero absorben más grasas y son más calóricas.

¡Feliz cocina!

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *