3 julio 2012 carne

Ingredientes para 4 personas

  • 4 pechugas de pollo
  • 8 lonchas de jamón serrano
  • 8 lonchas de queso gruyère
  • Aceite de oliva
  • Sal
  • Garam masala

Elaboración

Sin lugar a dudas es un éxito con niños y mayores, y aunque no sea para degustar en una celebración importante, sí que puede ser perfectamente, con un reducido tamaño, un aperitivo mientras se espera la comida. El toque de las especias lo hace diferente, sobre todo si no se dice que lleva, ya que el sabor es diferente y sugerente, agradable y muy original. Receta muy sencilla donde la clave es el grosor de las pechugas de pollo.

Cuando vayamos a comprar las pechugas deberemos decir al carnicero que nos haga filetes muy finos (de una pechuga saldrán unos cuatro) que a su vez nosotros en casa dividiremos en 2 para poder rellenar fácilmente. Este relleno será jamón serrano (con ibérico queda elegante) y queso gruyère. Como se puede ver, ambos ingredientes deben tener un sabor fuerte, pues de lo contrario no será lo mismo. Con una loncha fina de cada uno será suficiente, luego cerramos con el pollo para que no se salga al freirlo.

No hay más misterio que calentar aceite en una sartén, rebozarlo por harina y huevo y freir. Si el filete de pollo es fino, algo muy recomendable, se hará enseguida y podremos tener el aceite más caliente que si son gorditos. Dorar y dejar escurrir en papel absorbente.

El truco llega al espolvorear ligeramente garam masala sobre cada bocadito sin que apenas se note a la vista.

¡Feliz cocina!

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bocaditos de pollo 17 julio 2012
  2. Cocina Rica, recetas fáciles, trucos y sugerencias 17 octubre 2012

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *