16 noviembre 2012 verdura

berenjena-rellena

Ingredientes para 4 personas

  • 2 berenjenas grandes o 4 pequeñas
  • 250 g. de carne de ternera o mezcla de ternera y cerdo
  • 6 chalotas o 1 cebolla
  • 1 diente de ajo
  • 1 zanahoria
  • 150 g. champiñones
  • 4 cucharadas salsa de tomate
  • Orégano (opcional)
  • Aceite
  • Sal y pimienta blanca
  • 100 g. queso rallado o en lonchas para gratinar

Elaboración

La berenjena es una verdura y, como tal, no contiene grasas por lo que su aporte calórico es casi inexistente. También tiene bajo contenido en vitaminas, hidrocarburos, proteínas y minerales, aunque el más abundante es el potasio. Casi un 92% de su peso es agua, por lo que cuando se cocina tiende a reducirse bastante. Conviene tener en cuenta que no debe comerse cruda nunca y como consejo, tampoco hervida, pues su sabor es amargo.

Comenzamos abriendo las berenjenas por la mitad y damos unos cortes transversales por el interior con la punta del cuchillo (formando unos rombos) sin profundizar mucho para no romperlas. Las sazonamos y regamos con un chorrito de aceite y las colocamos en una fuente de horno engrasada con la carne hacia arriba. Horneamos 12 o 15 minutos a 180º. Dejamos templar las berenjenas para vaciarlas.

Mientras preparamos el relleno, picamos finamente todas las verduras y freímos en 2 cucharadas de aceite a temperatura suave, primero el ajo hasta que dore y luego las chalotas, salamos para facilitar el pochado, después la zanahoria y añadimos los champiñones. Cuando esté todo bien pochado, subimos la temperatura e incorporamos la carne salpimentada para rehogar la carne unos minutos. Cuando la carne cambie de color (no debe quedar muy hecha porque se terminara de hacer en el horno), espolvoreamos con orégano e incorporamos la salsa de tomate y retiramos del fuego.

Vaciamos las berenjenas con cuidado para no romper la piel, picamos la carne de las berenjenas e lo incorporamos al relleno.

Rellenamos las mitades vaciadas y vamos colocando en la fuente de horno. Las cubrimos con el queso rallado o en láminas, horneamos 5 minutos a 180º y después gratinamos hasta dorar el queso 1 o 2 minutos.

¡Feliz cocina!

También te puede interesar

    No hay entradas relacionadas

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *